Si te quieres mantener vivo será mejor que escuches a tu cabeza y no hagas caso de tus sentimientos, aunque he de decir que los valientes suelen morir.


19 ene. 2011

La expresión mas triunfante y asustada.



Porque cuando vencemos a alguien, o esa dulce sensación cuando dejamos mal a alguien, o luego la culpa cuando le has echo daño, es tan increíble, cuando ves su cara y esa mezcla de ''yo soy el mejor'' y estoy temblando por dentro porque acabo de ver la muerte ante mis ojos, esa mirada que indica que todo ha pasado, y su postura indica que nadie se puede meter con el pero al mirarle a los ojos descubres que es humano y que a pesar de todo, su corazón late a mil por hora, y sus ojos están tan asustados que le delatan y dan lugar al humano tan frágil que es, porque aunque el de a entender que es increiblemente fuerte, astuto y que ha vencido, en su interior, solo puede mostrarse como es a través de la mirada, asustado y temeroso, porque acaba de ver la muerte con sus propios ojos, y como todo el mundo sabe, todo lo desconocido da tanto miedo y angustia que hace que te cueste respirar, y hace que te sientas mal, porque la muerte es lo único que si tienes la suerte o la desgracia de experimentar ya no puedes enmendarlo, ni cambiarlo, simplemente sabes que te enfrentarás a una realidad que ni tu conoces, ni nadie, y eso da probablemnte lugar a confusión. y no se, siempre da apuro verte cara a cara con ese mundo, mira a ver si el peligro ha pasado aún nervioso, y pronto comprende, que el peligro ya ha pasado.

El David de Miguel Angel

Dalí y el tiempo.

Un autor que realmente me ha impresionado es Dalí:


Es curioso, el otro dia se acababan mis vacaciones de navidad y sinceramente se han pasado volando, casi ni me he enterado, cuando ví el cuadro me recordó como el tiempo parace algo lento y pesado y en el fondo es mas rápido y confuso... Puede que los relojes derretidos me impresionaran, realmente es una buena definición de tiempo, el tiempo pasa tan rápido que se nos escurre en las manos, pasa tan rápido que a penas te das cuenta, aunque es cierto que siempre hay días interminables, o minutos interminables, suele pasar, igual que en el cuadro, mi tiempo se acaba, se derrite, de consume, se termina y delante de mi, cuantas veces he deseado que un minuto se acabara tan pronto como fuera posible o cuantas veces he temido a esos tres minutos traicioneros, a decir verdad me da miedo morir, aún quiero hacer tantas cosas, me da miedo perder a alguien, aunque se que el tiempo todo me lo arrebatará tarde o temprano, porque igual que los relojes de Dalí no tengo nada que hacer contra el tiempo, este se consumirá, llegará mi hora y todo acabará al menos para mi asustado cuerpecito.