Si te quieres mantener vivo será mejor que escuches a tu cabeza y no hagas caso de tus sentimientos, aunque he de decir que los valientes suelen morir.


29 jul. 2011

Yo no soy celosa.

Una vez lei en el Quijote una historia, que a pesar de los siglos se sigue dando, trata de una feliz pareja, lo tenian todo, la mujer perfecta, el marido perfecto, pero el marido quiso probar la fidelidad de la mujer, le dijo a su mejor amigo que tentara a su mujer, a posta, le dijo que la sedujera para ver si la mujer caia en sus redes, pero al mujer no accedia, porque ella queria a su marido, pero con el tiempo, tras muchas provocaciones, la mujer acabo enamorandose de aquel mejor amigo, y los mismo paso con el mejor amigo, el marido acabo siendo un cornudo, y todo por querer poner a prueba a su mujer.
La verdad es que esta historia que recuerdo vagamente me recuerda terriblemente a mi, solo que yo nunca le pediria a mi mejor amiga que le tentara, si lo pienso, la historia se parece un poco, pero no lo suficiente, la verdad siempre acaba saliendo a la luz, los cuernos son como un virus, se respiran, te invaden, se acoplan en tu interior y te corrompen, los virus al igual que los cuernos tienen sintomas, lo suficientemente cantosos como para que la persona adecuada los pueda notar, en fin, supongo que habra de todo, aunque lo bueno de los cuernos es que tienes todo el derecho a echar las cosas en cara, cabrearte y liarla parda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario